diumenge, 14 de març de 2010

L´auditora contractada per el Govern Andorrà el 2005

CONTRATACIONES PUBLICAS DICE QUE LA EMPRESA INCUMPLIO CONTRATO CON LA COPACO
T-Systems fue inhabilitada por tres años

La empresa alemana T-Systems GmbH, vinculada al argentino Ricardo Bensignor, fue inhabilitada para operar con el Estado paraguayo por un plazo de 36 meses, según una disposición de la Dirección de Contrataciones Públicas. La resolución indica que la firma extranjera provocó daños económicos a la Copaco por incurrir en incumplimiento del contrato firmado en noviembre de 2005.

La Dirección de Contrataciones suspendió a la empresa alemana T-Systems International GmbH, por el término de 36 meses, desde el 11 de febrero de este año hasta el 11 de febrero de 2011 para operar con el Estado.

La oficina dependiente de Hacienda encontró que la empresa extranjera provocó daño económico en la Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco SA) al incurrir en incumplimiento de un contrato, aunque no cuantifica el monto.

El caso se remonta al contrato directo por la modalidad de la excepción (131/2005) para la adquisición de bienes para la actualización tecnológica del sistema de facturación de la telefónica estatal.

El monto del contrato firmado el 17 de noviembre de 2005, entre T-Systems International GmbH y el entonces titular Omar Javier Ramos Llano, ascendía a 1,7 millones de euros (alrededor de 11.000 millones de guaraníes). El documento de la oficina estatal señala que la medida se da “...en razón a su conducta antijurídica comprobada –incumplimiento de contrato que resultó en daño para la convocante– en el proceso de contratación...”. El documento lleva la firma de su director, Juan Max Rejalaga.

La investigación de la oficina estatal se inició el 29 de agosto del año pasado, luego de que nuestro diario publicara una serie de notas sobre las irregularidades en la contratación directa de la cuestionada empresa extranjera, vinculada al ciudadano argentino Ricardo Isaac Bensignor.


ADENDA EN 2006

Recordemos que en febrero de 2006, el actual titular de la cartera de Industria y Comercio, entonces presidente de la Copaco, Juan Ramón Ibarra del Prado, había firmado una adenda con la empresa extranjera mencionada.
Según el documento, pese al grave incumplimiento del contrato por parte de la firma, la telefónica estatal decidió prolongar o extender la validez del contrato 131, que ya llevaba dos años con sucesivas prórrogas.

La Unidad de Apoyo de la Contraloría de la República dictaminó, en su momento, que hubo daño patrimonial por valor de 370.000 euros (unos 3.000 millones de guaraníes). La Fiscalía viene investigando desde el año pasado, pero ninguna imputación realizó hasta ahora. El caso está en manos del fiscal de Delitos Económicos, Martín Cabrera, muy cuestionado por algunos parlamentarios en su tarea investigativa.

http://archivo.abc.com.py/2008-02-01/articulos/389853/t-systems-fue-inhabilitada-por-tres-anos



Parte del dictamen de la oficina dependiente del Ministerio de Hacienda por el que se suspende por el término de tres años a T-Systems para operar con el Estado paraguayo.

 -----------------------------------------------------------------------------------------------

 Más imputaciones en el caso T-Systems

El fiscal de Delitos Económicos, Martín Cabrera, anunció a este diario que habrá más imputaciones en el caso del negociado de software entre la Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco) y la empresa alemana T-Systems International GmbH, representada por el argentino Ricardo Isaac Bensignor.

Hace poco –según dijo– la telefónica le entregó tres carpetas con una buena una cantidad de documentos que debe analizar con su equipo de trabajo en estos días.

Los primeros procesados en el caso fueron el ex titular de la estatal, Jorge Magno Candia, y el ex gerente administrativo Edilberto Vicente Cantero. Ambos, según las pesquisas, dejaron vencer el cobro de la póliza. Con este hecho provocaron un daño patrimonial a la telefónica que ronda los 717.000 euros.

El caso también podría salpicar a otros ex jerarcas de la estatal, quienes permitieron que ella continuara perdiendo miles de millones de guaraníes al mes debido a su deficiente sistema de facturación. La responsabilidad podría recaer sobre Omar Ramos Llano, quien contrató sin llamar a licitación, en noviembre del 2005, y sobre Juan Ibarra del Prado, quien amplió los plazos, en febrero del 2007, con el argumento de que existía dependencia tecnológica.

Precisemos que el caso se inició en el 2006, cuando se presentó una denuncia formal ante el Ministerio Público sobre el supuesto negociado en la adquisición de un programa informático para el nuevo sistema de facturación de la estatal, por valor de un millón quinientos mil euros.

De acuerdo con las cláusulas contractuales, T-Systems debía implementar el nuevo software de facturación (DATOS 3) en diez meses, pero ante el incumplimiento, Juan Ramón Ibarra del Prado decidió ampliar el plazo mediante una adenda hasta el 2008 e inclusive hasta el 2009.

La empresa percibió 611.000 euros al firmar el contrato, pero no proveyó en tiempo y forma el producto comprometido. César Guerín, encargado de la implementación del sistema DATOS 3-, declaró ante la fiscalía que hasta ahora no funciona el sistema adquirido.

Los negocios entre T-Systems y Copaco datan de 1999. , La empresa extranjera conseguía que los presidentes de turno la contrataran anualmente para “actualizar” el sistema. La Unidad de Apoyo de Contraloría reportó un daño patrimonial de 374.000 euros en una de las contrataciones.

http://fw3.abc.com.py/2009-04-21/articulos/514391/mas-imputaciones-en-el-caso-t-systems

http://www.setbb.com/phpbb/viewtopic.php?mforum=putainformatica&p=248

http://www.jordiperales.com/2007/04/el-tipp-ex-t-systems-i-lart-del.html
http://comounareina.blogspot.com/2007/03/proteste-ya.html

http://www.forocoches.com/foro/showthread.php?t=803419

http://www.consell.ad/micg/webconsell.nsf/0/17EA3905A0047E35C125739C0034C440