divendres, 25 de juliol de 2008

Aires de grandesa

El Consol que volia arruïnar la capital

De Consol a pasteler,
De pasteler a Ministre i president del consell d’administració de l´Sta,
I de Ministre apartat de les funcions a pasteler altre vegada.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/BOFILL/_RICARDO_/ARQUITECTO/ANDORRA/Bofill/firma/proyecto/urbanizacion/global/Andorra/elpepicul/19880103elpepicul_8/Tes/

Bofill firma un proyecto de urbanización global en Andorra
El complejo, de estilo 'transeuropeo', costará cerca de 9.000 millones de pesetas

M. CARME GRAU, - Andorra - 03/01/1988

La maqueta del proyecto denominado La Comella, realizado por el Taller de Arquitectura que dirige Ricardo Bofill, será presentada públicamente en Andorra el próximo día 10 por el mismo arquitecto catalán. Dicho proyecto comprende un complejo de grandes proporciones incluyendo hoteles, apartamentos, una torre de 25 pisos destinada a servicios, una escuela internado para más de 250 estudiantes, zonas deportivas, así como la salida de un teleférico que enlazaría la capital con las futuras pistas de esquí. El coste aproximado del proyecto La Comella se sitúa entre 7.000 y 9.000 millones de pesetas.

Manel Pons, consol (alcalde) de Andorra la Vella, ha explicado a este diario las razones que le impulsaron a encargar el anteproyecto al arquitecto catalán: "Andorra debe cambiar su imagen y este proyecto se inscribe en la reconversión del Principado".En opinión de Manel Pons, no puede todavía determinarse el modo de financiación del complejo turístico, puesto que "debe estudiarse antes la fórmula idónea". Según el alcalde de la capital andorrana, se creará una sociedad de ingeniería técnica y financiera para sentar las bases de la estructura económica del proyecto. Para Pons, existe la posibilidad de que la financiación se reparta entre el capital privado andorrano, la emisión de acciones de cara a los habitantes del Principado, y que también se acepte la entrada de una parte de capital extranjero.

El mismo día de la presentación pública del proyecto se pondrá en conocimiento de los asistentes los estudios de rentabilidad de cada área realizados por la empresa Arthur Andersen. Por lo que se refiere al inicio de las obras, el plazo depende del montaje financiero. Según Manel Pons, éstas podrían iniciarse durante 1989. El plazo dado por Bofill para la conclusión del complejo es de cinco años.
Concepto de ciudad

Ricardo Bofill, en un opúsculo editado para explicar las ideas nucleares del proyecto, recuerda su defensa de la ciudad como lugar de encuentro y centro de la civilización contemporánea aunque, en muchos casos, "y de una manera paradójica, también en Andorra, nos hemos convertido en las víctimas del fenómeno urbano en lugar de ser sus actores". La premisa de la que parte Bofill para La Comella es la de que "la ciudad se hace fundamentalmente de espacios públicos, calles, plazas y parques. La ciudad se hace a partir de tejidos continuos condicionados por el comercio y el modo de vida de sus habitantes. La ciudad ha de vivir en sí misma mezclando sus funciones, creando una mezcla de usos distintos". Bofill reivindica el "problema económico" de la ciudad, .por eso creo que las intervenciones decididas, rápidas, fuertes y puntuales son capaces de transformar positivamente la estructura de la ciudad y de crear nuevamente riqueza". El origen del proyecto, insiste Bofill, radica en la saturación del terreno edificable en la capital andorrana y en la necesidad de crear un nuevo centro que permita el crecimiento de la ciudad.De los 47.000 habitantes de Andorra, 19.000 viven en la parroquia (concepto administrativo paralelo al de comarca) de Andorra la Vella. El nuevo centro de La Comella se conectará mediante un sistema de transporte por cable. Las autoridades han adquirido 13 hectáreas (situadas entre los 1.200 y 1.400 metros y a un kilómetro de la capital).

Dada la estructura escalonada del terreno, los edificios se situarán sobre plataformas adaptadas a la pendiente de la montafía, sostenidas por muros de piedra. Según se expone en el proyecto, "se ha desarrollado una tipología de edificios en la que cada uno es autosuficiente como entidad funcional, pero conectado con los otros como una sola composición cuando se sitúen sobre las plataformas, con la plaza como enlace simbólico y principal con Andorra la Vella". "El estilo", prosigue el informe, "había de ser culto, moderno, sofisticado y transeuropeo. No se podía caer en el regionalismo o folklorismo o imitar las construcciones de montaña, esencialmente populares. El Taller de Arquitectura responde a estos condicionamientos con un lenguaje clásico, formalmente minimalista y altamente tecnológico, usando al máximo el vidrio y la piedra artificial".

2 comentaris:

Anònim ha dit...

politics de "pacotilla"

Anònim ha dit...

i aquest va ser ministre?